El Tribunal Supremo, en su Sentencia 705/2015 ha declarado nulas, por abusivas, las cláusulas de las hipotecas que atribuyen los gastos de constitución, exclusivamente, al prestatario.

Si tienes, o has tenido, una hipoteca puedes recuperar los gastos de constitución.

No importa que la hipoteca esté amortizada, la cláusula que atribuye los costes de constitución al prestatario es nula de pleno derecho, por lo que no es necesario que la hipoteca esté vigente.